lunes, agosto 28, 2006

El proceso de evaluación psicopedagógica

En la mayoría de los centros educativos se sigue sin tener claro el proceso que debe seguirse hasta llegar a la valoración psicopedagógica por parte de los equipos especializados en ella. Se presentan en este artículo algunas sentencias aclaratorias y enlaces a la legislación que la desarrolla.
El proceso de evaluación psicopedagógica. Orden de 19/09/2002, por la que se regula la realización de la evaluación psicopedagógica y el dictamen de escolarización de los alumnos/as con nee (BOJA 26.10.02)
En los centros de E. Infantil y Primaria de nuestra Comunidad podemos encontrarnos a diferentes tipos de alumnos/as que presentan nee:
En algunos casos, las deficiencias o discapacidades ya vienen diagnosticadas por equipos externos a la escuela. Son casos claros en los que el dictamen de escolarización suele estudiarse con anterioridad al acceso del alumnado a la escuela, pudiéndose optar por centros ordinarios o centros específicos de EE. (en sus múltiples variaciones)
En los casos en los que las nee son detectadas en el centro educativo es el tutor/a el que suele dar la voz de alarma cuando detecta la asusencia o exceso de determinadas conductas o un repretorio de actuaciones que no se ajustan a la norma.
En estos casos se debe iniciar todo un proceso de evaluaciones y acomodaciones que deben partir de las posibilidades del propio centro educativo...

4 comentarios:

rakel dijo...

Me gustaría saber de qué manual se ha extraido el esquema o mapa conceptual de Daniel Gonzalez Manjon, tiene varios. Lo he modificado un poco, ya me cuentas el día 21, vale?

Beni dijo...

No sé a qué te refieres concretamente.
En el proceso lo mejor es que personalices el esquema de manera que lo hagas tuyo.
En todo caso puedes aplicar el de Daniel que es muy completo.

rakel dijo...

beni, lo he personificado, pero no sé si a la hora de nombrarlo es suficiente con:

el esquema que presento, extraido de Daniel Gonzalez Manjón como se recoge en el libro ............. lo he ampliado de la siguiente manera:


Y AHORA PLASMAR EL ESQUEMA

o no haría falta mencionar el libro?

Beni dijo...

Nunca está de más mencionar la fuente, pero Raquél, no te ahogues en un vaso de agua, el tribunal aceptará lo que le estás diciendo siempre que no cometas errores de bulto y atribuyas algo que es superconocido a alguien que no es su verdadero autor.
En principio vamos a usar esta estrategia siempre que podamos, nombrar a alguien que está por encima de nosotros en publicaciones, experiencias,... es una fuente de documentación fiable y si además lo personalizas pues mejor que mejor, ya que se notará que te lo has currado.